El precio del perdón

Según el código penal iraní, el asesinato se castiga con las qisas, lo que equivale al principio del "ojo por ojo". Así, las familias de la víctima pueden solicitar la pena de muerte. Sin embargo, también pueden recurrir al "precio de la sangre", ley islámica conocida como diya, que implica una compensación económica, o, simplemente, conceder el perdón.

Según los datos recogidos por la asociación Iran Human Rights, las familias que en la actualidad conceden el perdón o eligen el "precio de la sangre" son mayoría respecto a las que piden la pena de muerte. En 2019 esta asociación identificó 374 casos, respecto a los 262 de 2015. Así, el número va en aumento.

Human Rights Watch defiende que durante años en Irán se ha expandido el conocido "movimiento del perdón", debido al trabajo realizado por activistas, periodistas y personas que trabajan en el ámbito judicial. Sobre todo, los esfuerzos se han centrado en menores de edad y mujeres que han sido acusadas de matar a sus maridos. Como muchas de las familias no pueden costearse el "precio de la sangre", el activismo suele recurrir a recolectas públicas en las que a veces participan personas famosas.

Así, el derecho a la vida se puede comprar con dinero, lo que acrecienta las diferencias entre clases. Asimismo, el perdón de las familias de la víctimas y la presión de la opinión pública marcan el sentido de las condenas, en lugar de que las imponga un sistema jurídico que debería garantizar, ante todo, el derecho a la vida. Incluso se ha llegado a recurrir a programas de televisión, que ya no están en antena, para convertir en morboso espectáculo el perdón de la familia de la víctima a la persona acusada.

2-yalda 2

Film:Yalda, la noche del perdón