Guerra étnica en Burundi

Los antecedentes de los episodios más sangrientos de las rivalidades étnicas entre hutus y tutsis se remontan a la época colonial y a su etapa postcolonial. Así, a finales de los años 80 había casi medio millón de ruandeses refugiados en Burundi, Uganda, Zaire y Tanzania.

La guerra en Ruanda comenzó en 1990, y se recrudeció a raíz del atentado mortal contra los presidentes de ese país y Burundi en 1994. Fue la chispa que provocó el exterminio sistemático de aproximadamente el 75% de la población tutsi y de miles de hutus moderados durante 100 días consecutivos.

Burundi también sufrió ese conflicto étnico. El pequeño país africano se sumió en una guerra civil entre los años 1993 y 2005, tras la rebelión hutu contra la minoría tutsi que controlaba el Ejército. Durante estos largos años, se cometieron masacres y se estima que murieron unas 300.000 personas debido a su etnicidad. Aunque el Acuerdo de Paz de Arusha se alcanzó en el año 2000, no fue hasta años después cuando se firmó en la capital tanzana un Acuerdo General de Alto el Fuego que prometía la paz entre hutus y tutsis.

La Comisión para la Verdad y la Reconciliación de conflictos étnicos de Burundi investiga las atrocidades cometidas desde la colonización alemana en 1885 hasta el año 2008. Hasta el momento, ha encontrado más de 4.000 fosas comunes e identificado a más de 140.000 víctimas.

2-petit pays 8

Film:Pequeño país