Logotipo Festival de Cine y Derechos Humanos
Festival de Cine y Derechos Humanos
  • Usted está en:
  • Inicio
  • Temas
  • Provocar y/o aprovechar el desastre en beneficio del capitalismo

Provocar y/o aprovechar el desastre en beneficio del capitalismo

La escritora canadiense Naomi Klein, en su libro La doctrina del shock, plantea que nuestro mundo, aparentemente libre y democrático, no es más que producto de un conjunto de medidas aplicadas a la fuerza por las élites económicas mundiales.

La implantación del libre mercado responde a un programa social y económico que la autora define como “capitalismo del desastre”. Según las teorías que defienden el liberalismo y capitalismo económico, el mercado libre y global ha triunfado democráticamente, y el capitalismo camina a la par que la democracia. Pero Klein sostiene que el capitalismo utiliza constantemente la violencia y el terrorismo contra el individuo y la sociedad, y se aprovecha de las crisis para introducir medidas impopulares de choque económico.

Para explicar esta premisa, Klein parte de una analogía extrema: compara la terapia de electroshock utilizada por la CIA en los años 50 para pacificar a los/as ciudadanos/as "inadecuados", con la política proteccionista y totalitaria que ha caracterizado la denominada "guerra contra el terrorismo" llevada a cabo por los Estados Unidos.

Esa analogía tiene su origen en los postulados defendidos por el premio Nobel de Economía Milton Friedman. Este economista neoliberal norteamericano trasladó al campo de la economía la siguiente teoría basada en estudios psicológicos realizados en seres humanos: que una persona es totalmente manejable cuando está en estado de shock. Friedman propuso a los gobiernos de todo el mundo aplicar las medidas económicas menos populares cuando el pueblo estuviera en shock, ya fuera este provocado por hechos naturales (huracán, tsunami, terremoto), o deliberadamente por alguna fuerza o estrategia política (golpe de Estado, guerra, ataque terrorista, etc.).

De este modo, los gobiernos –según Naomi Klein– “utilizan el estado postraumático de la ciudadanía tras un desastre para debilitar sus libertades, y eliminar sus derechos civiles en favor del absolutismo y en beneficio del capital. Si se puede rehacer una personalidad, también se puede rehacer un país".

El resultado de esta doctrina es un número de poblaciones civiles sometidas a la voracidad de los nuevos dueños del mundo: el conglomerado industrial, comercial y gubernamental para quienes los desastres, las guerras y la inseguridad de la ciudadanía son los que alimentan la economía del shock.

LINKS DE INTERÉS

www.naomiklein.org/shock-doctrine